Roland Clift, experto en ecología industrial; miembro del Consejo Asesor del Reino Unido:”Si quiere ser ecológico: camisas de nailon”

Tengo 67 años. Nací y vivo cerca de Londres. Tengo pasaporte canadiense y británico. Vivo con mi mujer, mi loro y mi nieto (13). El sistema político en Europa ha fracasado, sufrimos la deficiencia democrática. Me gusta la disciplina budista, pero lo de la reencarnación me cuesta

Despachaba usted con la reina…

Sí, los miembros de la comisión real para el Medio Ambiente están elegidos por la reina.

¿Preparó algún informe memorable?

Uno que hice hace diez años que la convenció, y ella al gobierno, de tomarse en serio el cambio climático. Lo que propusimos se hizo política en dos años, ¡un milagro!, porque el problema de los políticos en Gran Bretaña es que hablan mucho pero no actúan.

Creo que es un problema planetario.

Con voluntad política podríamos tener un mundo mucho más sostenible.

¿Cuál es su modelo?

La naturaleza. La industria debe funcionar como un ecosistema en el que los recursos que una empresa deseche los utilice otra, de manera que al final el residuo sea cero.

Todo se aprovecha, como en el bosque.

Exacto, se llama ecología industrial.

¿Es sólo teoría o hay práctica?

Hace veinte años, Dinamarca montó el primer polígono industrial donde cada empresa utiliza el residuo de la otra y sólo se admiten empresas simbióticas con ese ecosistema industrial. Los grandes polígonos petroquímicos han crecido con ese concepto: convertir los residuos en recursos. Si a una empresa le sobra calor, se instala otra al lado que funcione con ese calor.

¿Y más allá de las buenas intenciones?

En la asociación Fenix luchamos para que los estados legislen de manera que sólo se admitan nuevas especies industriales que sean simbióticas con su entorno.

Con la cuestión del biocombustible no le han hecho mucho caso.

¡El biocombustible es un fraude que muestra cómo fracasa la política al no tener en cuenta las evidencias científicas! En el Reino Unido la política de biocombustible fue introducida sin ni siquiera preguntar lo que significaba para el uso del suelo.

… Quemar toneladas de vida verde.

Para cubrir el objetivo europeo de consumo de biocombustible para el transporte necesitaríamos el 60% de la tierra destinada a agricultura en Europa.

Pero eso no les importa, porque de la producción se encargan los países pobres.

Sí, Malasia, Indonesia…, donde se están quemando bosques enteros para cultivar aceite de palma. Las consecuencias son desastrosas, pero aquí lo único que queremos preservar es nuestra comodidad y la libertad de viajar a cualquier costo. El sector aéreo, con planes de desarrollo en todo el mundo, es uno de los que más contaminan, y cuenta con el uso de biocombustible.

Habrá que viajar menos en avión, así que sólo lo harán los ricos.

Menos vuelos, seguro, pero se pueden racionar: tantos vuelos por persona y año, y el que no los usa los vende, en la misma línea que el intercambio de emisiones en Europa.

Un futuro incierto.

Diferente. Creo que se controlarán las emisiones directas de cada persona y también las indirectas. Por ejemplo: ¿me compro una camisa de nailon o de algodón?

Yo prefiero el algodón.

Para obtener una tonelada de algodón se necesitan cientos de toneladas de agua y grandes emisiones de CO2 . Para el medio ambiente,  una camisa de algodón es bastante peor que una de viscosa, pero el consumidor no lo tiene en cuenta.

… Sufrimos de empanada informativa.

Pronto verá ecoetiquetas que le informarán de la huella de carbono, el impacto del producto sobre el cambio climático.

Y me subirán el precio del algodón.

En la reforma de impuestos ecológicos, cuanto más emites, más pagas y más gravas el producto, sí. La tendencia en Europa será comprar mejor calidad aunque cueste más; por ejemplo, un traje hecho a mano como el que llevo, que dura mucho tiempo y por lo tanto tiene menor impacto ambiental.

Viva las chaquetas roídas, de acuerdo.

Hasta ahora sólo nos fijábamos en las emisiones directas, pero hay que fijarse sobre todo en las indirectas. El ciclo de vida de un producto empieza con la extracción de materias primas, la fabricación, el transporte, la distribución, el uso que le da el comprador y después el impacto del residuo.

En el 2018, adiós a las bolsas de plástico.

Todos los estudios demuestran que las bolsas de plástico contaminan menos que las de papel y las biodegradables, lo que pasa es que es políticamente incorrecto decirlo porque a la opinión pública le parece que no.

Deje tranquila a la opinión pública, los ciudadanos somos bastante obedientes.

De acuerdo, pues es un error político. Y las emisiones de CO2 para la producción de las bolsas biodegradables son enormes, y producen lluvia ácida debido a los compuestos amoniacales. Sigue siendo mejor el plástico.

¿Ve cómo nos vuelven locos…?

El usar y tirar se ha acabado. Hay que mirar el residuo como parte de la economía.

Ya nadie te arregla la plancha.

El gobierno puede cambiar el mercado: en lugar de recaudar sobre la fuerza laboral, hay que poner impuestos sobre el uso de recursos naturales y de emisiones, así conseguiremos que pueda arreglar su plancha.

Se impone el reciclaje.

Sí, y va a ser inevitable en la industria, porque hay ciertos metales clave que ya son muy escasos, como el platino: los fabricantes ya no lo venden, lo alquilan, hay que devolvérselo al final de su vida útil.

Clift y los tomates

Presidente de la Asociación Internacional de Ecología Industrial y miembro durante años de la comisión real para el Medio Ambiente, ha pasado por Barcelona para participar en el congreso de inteligencia ecológica que organiza el grupo de investigación en gestión ambiental de la UPF. Nos enzarzamos en una discusión sobre si en Gran Bretaña se deben consumir tomates británicos o españoles: unos requieren calefacción; los otros, viajar. Así descubro que debe de ser el único británico que no critica al príncipe Carlos: “Está intentando volver a la comida local; tiene muy mala prensa pero sabe lo que hace”; y que averiguar qué producto respeta el medio ambiente y cuál no es un largo proceso.

Fuente: la vanguardia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: