Posts Tagged ‘rebirthing’

María Luisa Becerra: “Dime cómo naciste y te diré cómo eres”

LA ENTREVISTA CON MARÍA LUISA BECERRA, TERAPEUTA DE REBIRTHING O RENACIMIENTO

Afirma que elegimos a nuestros padres antes del nacimiento y que la forma en que nacimos condiciona nuestra manera de ser.

SANTIAGO BARTOLOMÉ

–¿Tan importante es la forma como nacemos?
–Importantísima, porque queda grabada en nuestra memoria celular y nos condiciona toda la vida. Dime cómo naciste y te diré cómo eres.

-¿Cómo suelen ser, a partir de lo que ha constatado, las personas nacidas de forma prematura?
–Son los rápidos, siempre tienen prisa. Son personas que, generalmente, no se encontraban bien en la vida intrauterina y quisieron salir antes de tiempo.

–¿Y los nacidos por cesárea?
–Suelen tener unos sentimientos de culpabilidad muy grandes y baja energía porque creen, inconscientemente, que su vitalidad hace daño al ser al que aman. Y van a atraer a personas que les permitan pensar: “¿Lo ves? Yo hago daño a las personas a las que amo”. Además, han tenido problemas de vinculación afectiva y de contacto físico.

–¿Y cuando el parto ha sido con mucho dolor?
–Depende de cómo la madre lo haya vivido. Una madre puede haber tenido un parto con mucho dolor, pero ha podido vivirlo rendida y amorosamente, sin culpabilizar al niño. El problema es que el niño haya oído reiteradamente que para que él naciera su madre sufrió mucho. Ese niño creerá que para recibir amor es necesario sufrir.
–Son afirmaciones contundentes. Pero la vida es más que la gestación: influyen muchísimas cosas.
–A la gente escéptica, yo les digo que todo esto se ha demostrado científicamente y que hay bibliografía. Soy psicoterapeuta y he estado más de 30 años acompañando a mujeres en el parto, como soporte emocional.

–¿Qué más dice a los escépticos?
–Que observen los momentos de transición o cambio en su vida, y verán que en estas situaciones han actuado con una fuerza que, si la observan bien, reconocerán que no es del presente. ¿Por qué cuando viajo sufro tanto? ¿O cuando me traslado de casa? ¿O cuando me separo de alguien? Observen cómo se activan esas memorias.

–Son las memorias celulares.
–Son memorias congeladas en el cuerpo debido a situaciones trau- máticas en el inicio de la vida.

–¿Y qué hace usted con ellas?
–Llevar a cabo la terapia del rebirthing o renacimiento.

–¿En qué consiste?
–En recordar quién eres a través de la respiración consciente, que provoca unos movimientos energéticos que limpian las memorias celulares que influyen en tu conducta actual. Es un proceso bioenergético que incide directamente en la creatividad del pensamiento.

–Cuesta de entender.
–Es borrar todo aquello que nos hace sufrir.

–¿Hay personas que llegan a recordar su nacimiento?
–A veces sí. Depende de cada persona y del renacedor profesional que le acompaña.

–Aparte del nacimiento, está la memoria intrauterina.
–El niño, desde la vida intrauterina, recibe una cantidad de estímulos que también se marcan en sus memorias celulares, que después se relacionarán con pensamientos y emociones, creando un triángulo mente-cuerpo-emociones que va a estar activándose a lo largo de su vida.
–¿En qué situaciones?
–Cada vez que un estímulo al que yo llamo disparador venga de fuera y conecte con una de estas partes.

–También cuesta de comprender. ¿Un ejemplo?
–Un niño que ha vivido el rechazo de sus padres podrá haber decidido que para vivir necesita ser rechazado. Y atraerá a las personas y situaciones perfectas para seguir viviendo el rechazo, que es lo que a él le resulta familiar, aunque sea doloroso. Subconscientemente, su gran miedo es que si deja de ser rechazado puede morir.

–Usted tiene seis hijos. ¿Cuál sería la gestación ideal?
–La mujer tendría que estar dedicada a sí misma. La gestación lleva a la mujer a una gran introspección, y eso es incompatible con trabajar.

–¿?
–La mujer, durante el embarazo, tendría que eliminar de su vida el estrés y estar en contacto con la naturaleza. Obviamente, lo que daña a la madre y al hijo no es el trabajo, sino el estrés provocado por el trabajo.

–Dice que los padres solo son un canal.
–Todos hemos elegido a nuestros padres, antes de la concepción, para sanar todo aquello que está en nuestra situación kármica. Esto nos tranquiliza cuando lo entendemos.

–Pues yo aún no lo entiendo.
–Para entenderlo es necesario creer que somos más que nuestro cuerpo. En 30 años he visto muchos nacimientos y siempre pienso lo mismo: “Aquí hay algo que se me escapa”.

Fuente:  El periodico

Anuncios